Lácteos y bebidas

Leche fría y caliente/pasteurización

Dairy Aplicaciones

Durante más de un siglo se han utilizado separadoras para la producción de leche. A medida que han aumentado las variedades de leche, también ha crecido la necesidad de separadoras más sofisticadas, con procesadores que separan y reintroducen la grasa de la leche para diferentes tipos de productos según el contenido de grasa. Durante el proceso de separación, la centrífuga motorizada de una separadora gira rápidamente la leche cruda para retirar los sólidos más pesados de leche del resto del fluido y separar la crema de la leche descremada.

En el caso de la leche en líquido, gradualmente se puede agregar de nuevo grasa de leche en varios niveles para producir leche entera, 2%, 1% y otras variedades similares. Las separadoras también se utilizan en la producción de queso para lactosuero, un producto derivado del proceso de elaboración de queso. Las partículas finas de queso se pueden retirar del lactosuero mediante una clarificadora centrífuga, separando más grasa en una separadora de lactosuero.

Las plantas que procesan polvos basados en lácteos también utilizan separadoras, para extraer las proteínas de la leche durante el proceso de secado. La lactosa, la proteína de lactosuero, la caseína y el aceite de mantequilla también se pueden recuperar con el uso de la tecnología de separación. Por el lado de la calidad y la seguridad alimentaria, las separadoras se han utilizado con fines de clarificación o filtrado para ayudar a las bacterias. Los tamaños y los tipos de las separadoras pueden variar. Aunque la ingeniería básica de una separadora no ha variado mucho durante las últimas décadas, algunas separadoras son más grandes ahora para ajustarse a las demandas de mayor capacidad -hasta 150,000 libras por hora- mientras que otras han sido construidas con un sistema de control basado en software.

Las separadoras están disponibles mayormente como centrífugas no herméticas, que cuentan con una acción de ajuste natural durante el proceso de centrifugado y, en algunos de los casos, como centrífuga de disco. Las separadoras son accionadas por motores de velocidades variadas y algunas separadoras incluyen bombas internas para extracción de líquidos. Las separadoras también se pueden ajustar para el procesamiento tanto de leche caliente como de leche fría. Durante la separación de leche caliente, con temperaturas entre los 120 y 145 grados F, una separadora se utiliza para separar la grasa globular de la leche de la leche descremada o suero, con salida común; pero se puede realizar con separadoras de leche fría, las cuales tienden a tener características especiales de diseño y menores capacidades que los modelos de leche caliente o leche tibia. También la separadora de crema se puede conectar a una pasteurizadora HTST Estándar en la sección de regeneración.

Vino/cerveza/café/jugos

Las centrífugas convencionales son los tipos usados más comúnmente en muchas aplicaciones: estas son centrífugas de "estilo abierto" no herméticas y pueden tener bombas internas para extracción de líquidos o pueden descargar a la atmósfera por gravedad. Algunas aplicaciones de bebidas comunes incluyen jugo de fruta, jugo de naranja con reducción de pulpa, vino, cerveza, filtrado de café.


© Hutchison Hayes 2010 · Última actualización